Gaming, Deportes, Tech y un poco de Songo… además del MUNDIAL

BUENOS DIAS… NO TE RIAS

Hace algunos días, Electronic Arts tuvo a bien invitarme (gracias) a la entrega de los Balones de Oro por parte de la Federación Mexicana de Fútbol. Durante esta fiesta, sentí una nostalgía increíble por la entrega de un premio a una persona que hasta ese momento no conocía, pero que recibió un “Balón de Platino” por su trayectoría como periódista.

Don Carlos Trápaga se supone que recibiría el galardón en vida, pero el destino decidió que ese mismo día debía partir de nuestro mundo, por lo que Justino Compeán (presidente de la Femexfut) visiblemente dólido, comentó que la perdida fue muy grande y maldijo a la enfermedad que le quitó la vida a uno de los exponentes más queridos (o esa fue la impresión que tuve) del fútbol mexicano.

Poco después decidí saber el por qué de la nostalgía que irremediablemente sentí en ese momento y descubrí algo que me encantaría compartir en este espacio… porque es algo que muchos de nosotros (personas que incursionan en los diferentes medios de comunicación) en muchas ocasiones buscamos.

Carlos Trápaga, desde muy jóven (cuando tenía 15 años), se dedicó a jugar fútbol en las fuerzas inferiores de la Universad Nacional Autónoma de México, pero en realidad nunca fue su fuerte. Es por ello que buscó ser parte del periódico “ESTO” de manera, hasta cierto punto, fortuita. En aquél momento, debido a sus estudios, empezó a trabajar como “auxiliar de redacción” que no es otra cosa que la persona que iba por los refrescos, su más grande habilidad en esa etapa seguramente fue el tiempo en que conseguía una torta o una órden de tacos.  Aún así… se hizo de un lugar dentro del equipo que después le ofrecería un puesto de reportero.

De ahí pasó a ser director de información y en 1997 fue galadornado con el premio nacional de periodismo y fue el año que le siguió que pasó a ser el director del periódico.

Algo que lo caracterizó durante su trayectoria fue su habilidad para conseguir notas de manera exclusiva, de hecho su última gran exclusiva fue entrevistar a Hugo Sánchez después de ser cesado por el fiasco de la selección rumbo a Beijing 2008.

Algo que hizo único al “ESTO” durante su etapa fueron las coberturas de diversas ediciones de los Juegos Olímpicos y justas Mundialistas, lo que hacía que mantuviera un sector de lectores cautivos que a diario leían sus reportes y sus columnas de opinión.

Su corresponsalia en España cuando Hugo Sánchez debutó en el Atletico de Madrid, fue también algo que noté que se destaca mucho durante su trayectoría. En verdad envidiable para cualquier persona que le guste el periodismo.

Como comenté anteriormente, Carlos Trápaga ya no alcanzó a recibir el “Balón de Platino” que la Femexfut le había preparado pero definitivamente, el reconocimiento fue un momento muy especial para toda la gente que lo conoció y además la transmitió a los que no tuvimos oportunidad de hacerlo. Es por ello que quise dedicar un espacio a una persona que seguramente debe ser un ejemplo para los que nos dedicamos a esto. Gracias, donde quiera que te encuentres.

Una respuesta

  1. no había visto esto, pero muchas gracias, fue muy bonita nota!
    atte- Paulina Trápaga (sobrina de Carlos)

    9 octubre, 2010 en 7:57 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s